Clínica del Dolor

Dirigido a

Todos las personas.
¿De qué se encarga la medicina del dolor?

La especialidad de medicina del dolor o clínica del dolor, es una subespecialidad de la anestesiología que se encarga del manejo de los pacientes con cuadros dolorosos que requieren de un cuidado especializado por su refractariedad y cronicidad. 

Es atendida por anestesiólogos especialistas en el área del manejo del dolor quienes a través de la consulta externa evalúan los pacientes y definen dependiendo del tipo de dolor que presenten cuáles serían las alternativas de manejo más convenientes para estabilizar y mejorar su cuadro doloroso.

 

Manejo del dolor

Dentro de las alternativas terapéuticas disponibles se encuentra el manejo intervencionista que es la utilización de procedimientos percutáneos, inyecciones, bloqueos nerviosos que son utilizados para resolver los cuadros dolorosos de una forma más contundente y efectiva. La indicación es amplia tanto en dolores oncológicos como no oncológicos.

 

 

 

Los procedimientos intervencionistas que se ofrecen son de acuerdo a las zonas de dolor:

Cabeza y cuello

-Bloqueo del ganglio trigeminal.

-Bloqueo de nervios maxilar y mandibular.

-Bloqueo del ganglio esfenopalatino.

-Bloqueo de nervios occipitales mayores y menores.

-Bloqueo de nervios pericraneales.

-Bloqueo simpático cervical.

Estos procedimientos se realizan bajo guía fluoroscópica y con alguna frecuencia el ganglio trigeminal se hacen bajo guía escanográfica, dependiendo del paciente y de la complejidad técnica.

Tórax

-Bloqueo simpático torácico.

-Bloqueo de nervios esplácnicos.

-Bloqueos paravertebrales torácicos.

-Bloqueos de reja costal e intercostales.

Abdomen y pelvis

-Bloqueos del plexo celíaco.

-Bloqueos del plexo hipogástrico superior.

-Bloqueos de nervios de pared abdominal.

-Bloqueos simpáticos lumbares.

-Bloqueo simpático pre-sacro.

Extremidades superiores e inferiores

-Bloqueos de articulaciones, codo, hombro, muñeca, cadera, rodilla y tobillos.

-Bloqueo de los nervios geniculados de rodillas.

-Bloqueo de nervios periféricos en miembros superiores e inferiores.

Columna vertebral

-Bloqueos epidurales con esteroides.

-Bloqueos transforaminales.

-Bloqueos del ramo dorsal medial en articulaciones facetarias.

-Bloqueos sacroilíacos.

-Bloqueo coccígeo.

-Bloqueo piriforme.

La radiofrecuencia es una técnica utilizada en el manejo intervencionista del dolor en donde se utilizan agujas canuladas que conducen calor emitido desde un receptor.

Está indicada cuando los procedimientos tradicionales tienen efecto por corto tiempo, entonces se puede indicar la  radiofrecuencia que produce una termocoagulación de los nervios periféricos y centrales, por periodos de tiempo más indefinidos.

Hay dos modalidades,  radiofrecuencia térmica en donde se utilizan temperaturas entre 70 y 80 grados y radiofrecuencia pulsada con temperaturas de 40 – 45 grados. La diferencia entre las dos es que la lesión por calor es más definitiva con la radiofrecuencia térmica.

Las indicaciones más comunes son en ganglio trigeminal, nervios periféricos, en facetas articulares de columna vertebral, articulaciones sacroilíacas, plexos nerviosos como los esplácnicos, celíaco e hipogástricos.

Neuroestimulación medular

Es la inserción de electrodos en el espacio epidural de la columna vertebral con el fin de que la corriente generada por el electrodo tenga efectos sobre las fibras que conducen el dolor para modificar la sensación dolorosa por una sensación de adormecimiento en la zona del dolor.

Los procedimientos de estimulación de los cordones posteriores de la médula espinal están indicados para dolores de tipo neuropático intratables.

Entre las indicaciones más importantes están el síndrome doloroso regional complejo, síndromes de espalda fallida, angina pectoris refractaria, enfermedad isquémica terminal en MIIs, síndrome de miembro fantasma doloroso, etc.

Para esta modalidad analgésica se cuenta con la clínica de neuromodulación, reunión multidisciplinaria donde se reúnen bajo la coordinación de algesiología los diferentes           especialistas comprometidos con el caso y se analizan las indicaciones pertinentes, siendo este un espacio importante para generar referencia de pacientes en la región.

Terapia intratecal

En los pacientes con algunos tipos de dolor oncológico y no oncológico de carácter intratable se realiza la implantación de bombas programables para infusión de medicamentos en el espacio intratecal, morfina, baclofeno, anestésicos locales, clonidina, etc.

Esta es una modalidad analgésica que se está utilizando en pacientes con cáncer con dolores de muy difícil manejo, con expectativas de vida superior a tres meses y en donde los estudios y la casuística soportan un considerable beneficio con una mejoría significativa en la calidad de vida.

Los procedimientos para la implantación de neuroestimuladores y bombas intratecales se realizan siempre en sala de hemodinamia con guía fluoroscópica y con el soporte de anestesiología para la sedación de los pacientes.

El proceso incluye realizar una prueba con el paciente hospitalizado durante 3 – 5 días y si los resultados son favorables en cuanto a la disminución del dolor se programa el implante definitivo, también con el paciente hospitalizado durante 2 – 3 días.

Las compañías con las cuales se trabaja y que tienen los equipos y el soporte técnico-científico más confiable son Medtronic y Boston Scientific.

Estos procedimientos se realizan en una sala especial con ayuda fluoroscópica, la gran mayoría y algunos bajo guía escanográfica, la sala debe contar con un monitor de signos vitales y todo el equipo necesario para practicar una reanimación cardiopulmonar en caso de ser requerida.

Simultáneamente se pueden utilizar todos los medicamentos analgésicos disponibles opioides y no opioides para el manejo de los pacientes que los requieran dentro de un concepto de analgesia multimodal en donde la combinación de diferentes técnicas analgésicas debe redundar en una mejor respuesta clínica en la mayoría de los pacientes.

Especialistas en Clínica del Dolor