Introducción

Consta de los Laboratorios Diagnósticos Central (inmunología, química, hematología, coagulación, líquidos corporales, gases sanguíneos, orina y coprológicos), los procesos de laboratorio en el sitio de atención o Point of Care (gases sanguíneos y electrolitos, coagulómetros, gasómetros portátiles, glucómetros, iontoforesis), el Área de Remisiones, y ocho laboratorios especializados (Inmunología e Inmunodeficiencias, Hemostasia y Hematología Especial, Citometría de Flujo, Citogenética, Inmunología de Trasplantes e Inmunogenética, Genética molecular, Secuenciación, y Microbiología (Bacteriología, Micología, Micobacteriología, Microbiología Molecular).

El transporte de muestras desde las áreas de los diversos sitios de atención de pacientes en el centro médico, se efectúa mediante el uso de un sistema de correo neumático (salvo aquellas que presentan contraindicación). El laboratorio central está dotado con sistemas robotizados que manipulan el 100% de las muestras recibidas de forma trazable, con procesos de centrifugado, alicuotado y distribución automatizados en un 95%.

El 70% de las decisiones médicas en un hospital se toman con base en la evidencia suministrada por los laboratorios clínicos. En virtud de lo anterior, es crucial que la información que requiere el profesional de la salud que atiende al paciente, llegue de manera oportuna, confiable, completa y clínicamente útil. Es esencial que el núcleo de laboratorios centrales pueda proveer un servicio continuo, enfocado en la seguridad del paciente, articulado con las áreas de atención clínica, enmarcado en un riguroso proceso de aseguramiento de la calidad, con estándares internacionales.

A la totalidad de los pacientes atendidos ambulatoria y hospitalariamente en un centro médico, es objeto como mínimo de un estudio rutinario, provisto por un laboratorio clínico. Es preciso que el médico tenga cómo confirmar, descartar, monitorear, estimar riesgo, o detectar formas de intervenir terapéuticamente a su paciente, lo cual es provisto por los centenares de exámenes de rutina, que provienen de forma ininterrumpida de los laboratorios centrales.

  • INMUNOQUÍMICA
  • HEMATOLOGÍA
  • LÍQUIDOS CORPORALES
  • COAGULACIÓN
  • GASES SANGUÍNEOS
  • ORINAS Y COPROLÓGICOS

El Laboratorio Central de la Fundación Valle del Lili pone a disposición los siguientes servicios:

  • Química sanguínea, marcadores tumorales, marcadores cardíacos, función renal, función hepática, serología infecciosa, hormonas, niveles de medicamentos, y sustancias metabólicas específicas.
  • Hematología convencional (estudio citológico de la sangre), coagulación básica, índices eritrocitarios, leucocitarios y plaquetarios.
  • Gases (sangre venosa o arterial, orina).
  • Estudios químicos y citológicos en líquidos corporales.
  • Estudio físico, químico y del sedimento urinario.
  • Estudio microscópico y químico de materia fecal.

Por qué escoger el Servicio del Laboratorio Central de la Fundación Valle del Lili:

  • Alto desempeño en las pruebas de control externo de calidad
  • Portafolio de servicios amplio y permanentemente disponible
  • Adherencia a estándares de práctica internacionales
  • Soporte permanente por parte de patólogos clínicos