Neumología

Dirigido a

Adultos. 

El servicio de neumología está conformado por tres neumólogos de adultos, especialistas en enfermedades pulmonares complejas como: la fibrosis quística, fibrosis pulmonar, hipertensión pulmonar, EPOC, asma, enfermedades del sueño, entre otras.

La Fundación Valle del Lili es una referencia a nivel nacional en cáncer pulmonar y presta el Servicio de Consulta de Neumología Especializada y se cuenta con el programa de trasplante pulmonar, así como el de rehabilitación pulmonar, programa educativo de asma, bronquiectasias, fibrosis quística, programa de cesación del tabaco, cilia enferma, apnea del sueño y adherencia a los equipos de presión positiva. Se presta atención de urgencias las 24 horas del día y todos los días de la semana con un tiempo de espera para consulta externa menor a una semana. 

El Servicio cuenta con el Programa de Trasplante Pulmonar, el cual lleva una trayectoria de cinco años y cuenta con un grupo multidisciplinario que incluye neumólogos, cardiólogos, cirujanos de tórax y cardiovasculares, anestesiólogos, intensivistas, patólogos, infectólogos, fisiatras, ecmólogos, perfusionistas, terapéutas respiratorias, enfermeras, instrumentadoras y auxiliares entrenados en el manejo específico de este tipo de pacientes.

¿Por qué elegir el Servicio?

La Fundación Valle del Lili es una referencia a nivel nacional en cáncer pulmonar y presta el Servicio de Consulta de Neumología Especializada, conformada por tres neumólogos de adultos, especialistas en enfermedades pulmonares complejas como: la fibrosis quística, fibrosis pulmonar, hipertensión pulmonar, EPOC, asma, enfermedades del sueño, entre otras. Se presta atención de urgencias las 24 horas del día y todos los días de la semana con un tiempo de espera para consulta externa menor a una semana. 

 

Estas juntas son reuniones semanales diseñadas para el análisis de casos difíciles, toma de decisiones con respecto a medicamentos y procedimientos de alto costo que según el tipo de patología se agrupan como junta de enfermedad pulmonar avanzada, junta de hipertensión pulmonar, junta de trasplante pulmonar, junta de ECMO (terapia de oxigenación con membrana extracorpórea), junta de oncología y junta de radiología con énfasis en tórax. 

Estas reuniones tienen como fortaleza la presencia de un grupo multidisciplinario de neumólogos, cardiólogos, cirujanos de tórax, cirujanos plásticos, intensivistas, anestesiólogos, infectólogos, terapeutas respiratorios, nutricionistas, psicólogos y trabajadores sociales, quienes evalúan a cada paciente desde diferentes ángulos para definir la terapia más indicada de manera individualizada. 

Junta de Enfermedad Pulmonar Avanzada Especializada: se creó para el análisis de casos difíciles de neumología, permitiendo orientar de manera más completa una patología pulmonar y tomar decisiones con respecto al mejor tratamiento, discutir la pertinencia del uso de medicamentos y procedimientos de alto costo, preseleccionar pacientes para protocolo de trasplante pulmonar, seguimiento de enfermedades complejas y procedimientos de neumología intervencionista. 

Junta de Hipertensión Pulmonar: esta junta tiene como objetivo hacer evaluación, seguimiento y toma de decisiones terapéuticas, en pacientes con sospecha o diagnóstico de esta enfermedad. Esta junta tiene asociado el programa de Endarterectomía Pulmonar para el manejo de la hipertensión arterial pulmonar secundaria a la enfermedad tromboembólica crónica, de tal manera que se evalúan y eligen pacientes candidatos para este procedimiento.

Junta de Trasplantes: se trata de un grupo multidisciplinario que evalúa los pacientes candidatos a trasplante pulmonar, para definir la pertinencia de inicio al protocolo pretrasplante y el ingreso a la lista de espera como candidatos a dicho procedimiento. Adicionalmente, se evalúa el estado actual de los pacientes ya trasplantados y se hace seguimiento de la adherencia al tratamiento médico postrasplante. 

 

 

El Servicio cuenta con el Programa de Trasplante Pulmonar, el cual lleva una trayectoria de cinco años y cuenta con un grupo multidisciplinario que incluye neumólogos, cardiólogos, cirujanos de tórax y cardiovasculares, anestesiólogos, intensivistas, patólogos, infectólogos, fisiatras, ecmólogos, perfusionistas, terapéutas respiratorias, enfermeras, instrumentadoras y auxiliares entrenados en el manejo específico de este tipo de pacientes.

Programa de Rehabilitación Pulmonar: está pensado en la optimización del paciente médico y quirúrgico, como una herramienta dentro del manejo integral de los pacientes con enfermedad pulmonar crónica (EPOS, fibrosis pulmonar, cáncer, post quirúrgicos de tórax, pacientes candidatos a trasplante pulmonar, etc). Esta terapia asegura que el paciente llegue a una cirugía en condiciones óptimas y que logre una recuperación más rápida en el postoperatorio. En el caso de los pacientes no quirúrgicos, es una herramienta que les permite mantenerse lo más funcionales posible, dentro de la evolución natural de su enfermedad.

 

Programa Educativo de Asma: está pensado en la optimización de los tratamientos médicos en los pacientes asmáticos para que eviten crisis o agudización de su enfermedad. Se creó el programa integral de educación en asma, que tiene como objetivo el aprendizaje del autocuidado en el paciente asmático y el acompañamiento de su familia. 

Programa de Fibrosis Quística: programa líder en la región que se centra en la educación del paciente y su familia, con el objetivo de estimular el autocuidado que favorezca un mayor control de la enfermedad, con énfasis en conocimientos nutricionales propios de la fibrosis quística, entrenamiento en el aclaramiento de las vías respiratorias y tratamiento con aerosoles. En este programa participan los servicios de neumología adultos y pediátrica, gastroenterología, trabajo social y nutrición.

Programa de Adherencia a los equipos de presión positiva: está encaminado a garantizar el éxito del tratamiento a largo plazo de los equipos de presión positiva usados en algunas de las patologías pulmonares complejas. 

Servicio de Broncoscopia básica y avanzada: este servicio cuenta con una unidad amplia de terapia endoscópica con salas individuales para la atención de pacientes ambulatorios y hospitalizados que requieran manejos endoscópicos. Se cuenta con ultrasonido endobronquial y aspiración con aguja fina EBUS (único en Cali), procedimiento especializado mínimamente invasivo, diseñado para evaluar la vía aérea y tomar muestras más allá de la pared traqueo bronquial, para el análisis y estadificación de cáncer pulmonar, diagnóstico de otras masas o lesiones pulmonares y broncoscopia terapéutica. 

 

Se cuenta con el programa de trasplante pulmonar, así como el de rehabilitación pulmonar, programa educativo de asma, bronquiectasias, fibrosis quística, programa de cesación del tabaco, cilia enferma, apnea del sueño y adherencia a los equipos de presión positiva.

Además, el Servicio se caracteriza por tener un grupo fortalecido, que trabaja con los mejores estándares de calidad, con equipos de última generación, apostándole en todo momento a la seguridad del paciente y al trato humanizado del mismo. 

Apnea del sueño: leer más

De la palabra griega ‘apnoia’, que puede traducirse como: “sin respirar”, deriva el nombre de una enfermedad cada vez más frecuente en la población mundial: la apnea del sueño. Esta enfermedad, consiste precisamente en pausas respiratorias mientras se duerme. Uno de los síntomas más evidentes de este trastorno del sueño son los ronquidos, presentes en el 60% de la población latinoamericana mayor de 40 años, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

El doctor Fernando Sanabria Arenas, médico internista y neumólogo de la Fundación Valle del Lili, explica que “la apnea del sueño es una enfermedad de alta prevalencia, eso quiere decir que hasta el 14% de los hombres y 7% de las mujeres pueden llegar a padecerla. Sobre todo, en población mayor de 50 años”. Por ello es necesario realizar un diagnóstico oportuno y preciso para detectar este trastorno, brindar tratamiento y evitar sus efectos sobre la salud.

Como aclara el especialista en neumología, además de los ronquidos, los síntomas más importantes de la apnea del sueño, “son despertares con sensación de asfixia, levantarse sintiendo que le faltó sueño, cansancio generalizado durante el día y excesiva somnolencia, tanta que puede generar microsueños, una de las principales causas de accidentes de tráfico en el mundo. Además del poco rendimiento de la persona, en la medida que la enfermedad no se controla, las personas pueden empezar a tener problemas de memoria y dificultades para concentrarse en sus actividades. Cuando nosotros sumamos ese tipo de síntomas podemos ir sospechando que la enfermedad es apnea del sueño”.

Entonces, para confirmar que un paciente efectivamente padece de apnea del sueño y empezar un tratamiento especializado, es necesario practicar un examen diagnóstico llamado polisomnograma que, para obtener un resultado confiable, debe realizarse con equipos tecnológicos avanzados y en espacios cómodos como los que dispone actualmente la Fundación Valle del Lili.

“El polisomnograma es una herramienta diagnóstica, es decir, un estudio que se realiza durante el sueño con una serie de equipos de medición que le permiten a uno establecer cómo duerme la persona, cómo respira mientras duerme, y si tiene alguna otra alteración que se detecta con este tipo de equipos que pueden registrar hasta 32 variables diferentes de manera continua mientras duerme un paciente”, explica el doctor Sanabria Arenas.

Proceso de diagnóstico

La apnea del sueño es una enfermedad que afecta la respiración, como aclara la doctora Eliana Isabel Morales, médica internista y neumóloga de la Fundación Valle del Lili, “es un trastorno respiratorio del sueño que conlleva a alteraciones en la oxigenación de la sangre y genera cambios en la frecuencia cardiaca, la presión arterial, microdespertares y una situación de estrés que finalmente incrementa el riesgo de padecer infartos, arritmias cardiacas, mal control de enfermedades como la diabetes y la hipertensión arterial, entre otros; por esta razón es importante establecer el diagnóstico y proporcionar el tratamiento correspondiente según cada caso”.

El tratamiento para la apnea del sueño, afirma la especialista, “generalmente consiste en el uso de dispositivos de presión positiva como son el CPAP y el BPAP, equipos que a través de un circuito y una máscara toman el aire y lo introducen por la vía aérea del paciente con una presión (indicada para cada caso), permitiéndole mantener abiertas sus vías respiratorias y evitar su colapso, es decir, impiden que ocurran las apneas o pausas respiratorias durante el sueño”.

De acuerdo a esto, “lo ideal es que el manejo de este tipo de enfermedades lo haga un neumólogo, aunque hay otra serie de especialidades que se ven involucradas directamente con las enfermedades del sueño, entre ellas la neurología, la otorrinolaringología, la cirugía maxilofacial, pero también los médicos internistas, podrían participar en el tratamiento de estos pacientes. De hecho, al principio cualquier médico podría sospechar la enfermedad y remitir a un especialista”, agrega el doctor Sanabria Arenas.

Cuando un paciente llega donde un especialista con sospecha de un trastorno del sueño, este puede recomendar que se realice un polisomnograma, para así establecer con precisión su enfermedad. Para ello la Fundación Valle del Lili brinda un servicio de polisomnogramas en dos modalidades: una opción es realizar el estudio en el Laboratorio de sueño, ubicado en la Sede Betania; y la otra es realizar el estudio en el domicilio del paciente con equipos portátiles.

Laboratorio de sueño

La Fundación Valle del Lili cuenta con dos recámaras exclusivas con la tecnología y la comodidad para realizar un polisomnograma con resultados confiables. Como asegura la doctora Morales, “nosotros en la Sede Betania contamos con un Laboratorio de sueño. Son dos habitaciones que están perfectamente diseñadas y dotadas para hacer estos estudios. Están insonorizadas, tienen aire acondicionado, camas cómodas y baño propio, generando las condiciones adecuadas para que el paciente pueda dormir de la mejor forma posible. Tienen también las adaptaciones que se necesitan si el paciente tiene algún tipo de discapacidad. Esto permite que el paciente tenga una buena experiencia y además segura”.

Polisomnogramas a domicilio

Igualmente, la Fundación Valle del Lili incursionó en la realización de estudios de sueño también en los hogares de los pacientes, respondiendo de esta forma a la necesidad de personas que no tienen una enfermedad crónica, y por lo tanto son aptas para realizarse esta prueba en sus casas.

“Nosotros llevamos varios años prestando el servicio de estudios de sueño en laboratorio. Sin embargo, ahora tenemos la posibilidad de realizar estudios de sueño domiciliarios, aportando ventajas a los pacientes porque son igual de útiles que los polisomnogramas en laboratorio, con la diferencia que el paciente pasa la noche en su hogar, y el hecho de dormir en su propia cama genera una mejor experiencia, la posibilidad de tener un sueño continuo y profundo facilita la realización del estudio en pacientes que cuando están fuera de su entorno normal tienen mayores dificultades para dormir”, indica la neumóloga.

De acuerdo a las condiciones de cada paciente, los polisomnogramas podrán realizarse con prontitud y seguridad bajo alguna de estas dos modalidades que dispone la Fundación Valle del Lili, contribuyendo a un diagnóstico adecuado de los trastornos del sueño. Este estudio es determinante para que los especialistas brinden un tratamiento acertado que logre mejorar la calidad de vida del paciente, ya que de no tratarse toda su rutina diaria se verá afectada, desde el desempeño laboral hasta las relaciones de pareja y familiares.

“Se sabe hoy en día que la apnea del sueño es un factor de riesgo cardiovascular. Así como lo es el cigarrillo, la hipertensión o la diabetes. O sea que el impacto de la enfermedad sobre la salud es muy significativo de no diagnosticarse a tiempo”, concluye el doctor Sanabria Arenas.

Estudios de sueño

Son dos tipos de estudios de sueño que la Fundación Valle del Lili puede realizar a domicilio:

-El polisomnograma domiciliario: es igual al realizado en el Laboratorio de sueño, pero en este caso un técnico especializado llevará los equipos a la casa del paciente, allí le instalará y activará una serie de electrodos para medir la respiración, la frecuencia cardiaca y la actividad cerebral durante el sueño nocturno. Al siguiente día volverá para tomar el registro y retirar los equipos.

-La poligrafía respiratoria: es un examen más sencillo que no utiliza electrodos para monitorear las ondas del electroencefalograma del paciente, es decir que no es necesario conectar electrodos en su cabeza.

Mayor información aquí: leer noticia

Especialistas en Neumología